Los aretes que llegan hasta el hombro que tengan diamantes

Celebrar una boda es en realidad una ocasión para ponernos nuestros mejores atuendos.

Debemos pensar en las esclavas, gargantillas, sortijas o aretes que más nos convienen dado que tienen que ir acordes con el vestido, con el fin de que todo se vea armonioso.

Los pendientes de huescar joyeros, collares, relojes, colgantes, anillos, etc. son en realidad de gran importancia en cualquier momento, sin embargo debemos recordar que hay algunas excepciones, por tanto les daremos unos consejos con la intención de que sepan lo que tienen que hacer.

A la hora de jugar al padel, correr nadar, jugar al tenis, etc. lo más conveniente será prescindir de las piezas de joyería, en los meses de junio, julio y agosto nos viene bien dejar a un lado el platino, la plata o el oro y además los rubíes, zafiros, diamantes o esmeraldas eligiendo mejor alhajas hechas con huesos o caracolas.

Los accesorios que son más pesados del invierno no debemos combinarlos con vestimenta que llevamos en la temporada veraniega.

No es adecuado ponerse muchas alhajas por la mañana, aunque se pueden poner algunas joyas más cuando se hace de noche.

Cuando nos ponemos un traje de colores con brillo lo más apropiado va a ser usar colgantes, pulseras, anillos, collares y pendientes pequeños y por supuesto tener en cuenta  que los pendientes, pulseras, anillos, collares y colgantes que usemos en el día a día deben ser discretos

En la actualidad en las presentaciones de las nuevas tendencias las modelos van con colgantes, anillos, pendientes, brazaletes y collares muy coloridos de modo que los fabricantes de alhajas han decidido hacer esta clase de accesorios, pero las gargantillas de estilo eduardiano van a ser las más apreciadas.

Van a estar muy de moda los zarcillos ovalados muy grandes y por supuesto con decoraciones. Podemos elegir pendientes que no tengan el mismo largo o un zarcillo sólo.

Los aretes de huescar joyeros que llegan hasta el hombro que tengan diamantes, zafiros, rubíes o esmeraldas en realidad son un complemento ideal para una velada romántica.

Las pulseras de alférido están de última moda y también van a llevar odre. Los adornos que se ponen en las muñecas de estilo helénico, hindú y osmanlí y también con abalorios, piezas de cristal y cadenas. No debemos olvidarnos de los brazaletes, podemos comprar un diseño sencillo o que lleve decoraciones.

Las sortijas de estilo tribal se llevarán mucho. Podemos ponernos unas cuantas alianzas y siempre voluminosos.

Los collares cortos que se adaptan al cuello van a ser ligeros y por supuesto se van a llevar con badana e incluso con adornos de gran tamaño con formas esféricas.

Las gargantillas que se ponían las mujeres del siglo xviii se verán con nácar, encajes y piedras engarzadas, aunque pueden ser tiras normales de moaré.

Los colgantes serán extragrandes, con colores arriesgados e incluso de cualquier largura.

Comparte este post....Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn