Las pulseras de platino se llevan mucho

Tener una cena de empresa es realmente una oportunidad para ir más elegantes.

Tenemos que pensar en las pulseras, collares, pendientes o anillos que vamos a llevar pues deben pegar con el outfit, de cara a que la estética resulte agradable.

Los relojes, anillos, pendientes, collares, colgantes, etc. realmente son muy importantes en cualquier ocasión, aunque debemos considerar que hay excepciones, por ello les queremos dar unas pautas para que de esta manera tengan en cuenta lo que es adecuado.

Si queremos jugar al tenis, al pader, correr, nadar, etc. lo más indicado será no ponernos pulseras, gargantillas, collares, colgantes personalizados, pendientes, anillos, etc., en los meses de más calor nos vendrá bien abandonar el metal y también las gemas dándole prioridad a piezas fabricadas con conchas o tabas de animales.

Los complementos pesados de la época otoñal es mejor no llevarlos con prendas que llevamos en los meses de junio, julio y agosto.

La joyería de las primeras horas del día debe ser escasa, aunque se pueden poner algunas joyas más más tarde.

Si vamos a llevar un vestido estampado brillante lo idóneo es ponerse aretes, gargantillas, cadenas, sortijas y esclavas que no sean grandes y ademas recordar que los collares, las pulseras, los colgantes, los anillos y pendientes que usemos cada día deben ser sencillos

En el 2017 en las muestras de las nuevas tendencias las chicas que marcan los patrones de belleza actuales van con colgantes, pendientes, collares, brazaletes y anillos llamativos y los fabricantes han mostrado interés este tipo de piezas, pero no obstante las gargantillas vintage van a ser las que destacan.

Se llevaran los pendientes redondos grandes y con adornos. Vamos a ver zarcillos de distinta medida o también un solo pendiente.

Los pendientes maxi que tengan diamantes, zafiros, rubíes o esmeraldas son un accesorio muy adecuado de cara a una boda.

Las pulseras de platino se llevan mucho pero además podrán llevar piel tratada mediante curtido. Los adornos que nos ponemos alrededor de las muñecas con detalles hindúes, otomanos y helénicos y además que lleven cuarzo, cadenetas y bolitas. No debemos olvidarnos de los brazaletes, nos podemos decantar por un diseño que lleve rubíes, diamantes, zafiros o esmeraldas o que sea más sencillo.

Las alianzas con un toque étnico, vintage y country se llevarán mucho. Podemos ponernos bastantes anillos y por supuesto de gran tamaño.

Los collares cortos ajustados al cuello no van a ser muy grandes y están de última moda con odre y también con joyas muy grandes de forma ovalada.

Los collares de perro llevarán adornos, perlas y piedras encastradas, pero no obstante pueden ser tiras normales de batista.

Los colgantes de plata van a ser extragrandes, con colores arriesgados y también de cualquier largura.

Comparte este post....Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn