El eterno dilema de como confeccionar el menu

En una cocina, la olla a presión necesita una interpretación diferente. Antiguamente se pensaba que el cocinar en este recipiente conseguía que los alimentos perdieran sabor, eso no es verdad, es un prejuicio ó leyenda urbana que se tenía en el tiempo anterior, ya que todos sabemos que cuanto más reducido es el espacio de ebullición menos se cambian los alimentos y su mérito alimenticio y las vitaminas que tienen. Otra fábula urbana que había con las ollas es que eran peligrosas y podía provocar explosiones, con las consiguientes lesiones al que está cocinando , esto ha ocurrido, pero es por el hecho de mal usar el envase destapándolo primero de tiempo por ejemplo, lo que sí es verdad es que dicho invento economizó horas a gran cantidad de amas de casa de aquellos años, ya que reducía en gran cantidad el tiempo de ebullición de los cocinados hirviendo el arroz en 5 minutos ó el pavo en 30 minutos, cuando con los antiguos envases de arcilla se conseguían estas mismas tareas en bastante más tiempo. La realización de la olla a presión era bastante básico estaba formada por un recipiente y por una tapadera de aro de goma, con una manecilla para cerrarla, en forma de rosca, que aseguraba una perfecta retención del vapor que se desarrollaba en el interior de la olla, eso conseguía un aumento de la temperatura y la más rápida hervor como se ha comentado con anterioridad. En el momento que la obstrucción ejercida por el vapor lograba una temperatura demasiado elevada, se desprendía automatizadamente, por la vía de de una espita de seguridad y silbaba, en el momento que llegaba ese acontecimiento rebajamos la temperatura hasta que evacuase todo el vapor y paraba de silbar.

Pienso para perros

Al adquirir una olla en cualquier tienda ó gran almacén, nos acompaña en la envoltura ó envase un folleto ilustrativo con todas las funciones a hacer, funciones y precauciones a tener en consideración, en este sentido vamos a abreviar algunas de las normas habituales para la usabilidad de este recipiente:

-No abriremos nunca la olla a excepción de que poseamos la seguridad de que la fuerza ha aminorado.

-No saturaremos mucho la olla de comida, si no deseamos que la válvula de confianza se tapone.

-No coceremos los alimentos enrollados en tela ó papel ya que puede estropear la fuga del fluido por la vía de la formulada espita de confianza.

-Ese espacio de ebullición se calcula a partir del momento donde la olla llega el momento de máxima fuerza.

-Si deseamos dorar los alimentos esperar con el recipiente al descubierto y la abrocharemos al iniciarse la hervor.

-Primero de utilizar la olla hay que percibir que la válvula está totalmente limpia y no se podría taponar.

-Bajar al mínimo el calor de los fogones en el momento que la olla consigue el punto máximo de fuerza.

-El recipiente ha de higienizarse con H2 O caliente y detergente y la base ó fondo ha de frotarse con estropajo jabonosos para no raspar.

-Si hablamos de características las ollas están entre cuatro litros y 8 litros de tamaño, para el cálculo de qué recipiente comprar tenemos que percibir el nº de miembros de la familia y si por ejemplo encontramos una familia de seis individuos usaremos una olla de 7 u ocho litros, la proporción es de algo más de 1 litro por componente.

-Si la olla no la vamos a usar en un tiempo relativamente extenso, debemos que realizar como con la nevera, dejarlo sin tapa para evitar los malos aromas.

Pienso perros

-Por regla habitual el recipiente a obstrucción se puede utilizar con cualquier tipo de fogón ya sea vitrocerámica ó  fuego directo.

Comparte este post....Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn