Crear espectativas elevadas en las relaciones

Conseguir sueños sexuales ha sido asiduo igual en hombres como en ellas, nacen de nuestra fantasía como   una clase   de complacer experiencias ó situaciones, que por alguna eventualidad, no  las conseguimos realizar ó no las queremos consumar, por algo se habla de ” la imaginación al poder ” el sexo masculino pueden ser más pragmáticos  en sus ficciones, les interesa realizar, y además dejarse llevar, sin embargo el sexo femenino pueden ser muy sentimentales.

Juguetes eroticos

El erotismo ha sido un lado de la existencia que el 100% deseamos vivir, con las  imaginaciones  se encienden el fenesí, se pierden recatos.

Es una manera creativa,  para luchar contra  la rutina  a la que nos reconocemos inmersos  en algunos   momentos de la realidad,   asumiendo que el placer lía y anima a el 100% los personajes de nuestra creatividad.

Existen ocultas o públicas, picantes, apasionadas, con arreglo al grado de su grado, la variedad es casi inimaginable  y cambian  con su rutina.

Vivirlas en verdad, ha sido un reto, suerte ó una desilusión, pero siempre nos sacan de la rutina   y su práctica, a la vez que medimos mejor nuestra  sexualidad.

Las escorts   en realidad son participes, discretas y proactivas   que  ejecutan   esas fantasías en la variable  más correcta   y trata de convertir   deseos solo soñados en sensaciones   muy cercanas a la existencia.

Nuestras escorts se transforman en la secretaria cuero. No hay nada más excitante que participar en sueños con alguien, que no te  critican  de nada,  no modifica su forma de verte y te da el agrado con esmero.

Imaginaciones eróticos de la señora

1. Ficciones con su acompañante (las legítimas). Lo sugerente de las fantasías es que se tiene demasiados probabilidades de que se  conviertan realidad. Pensar en sexo bestia,tener sexo en la playa, en el suelo, en casa de un amigo, usar juegos eróticos.

2. Hacer el amor con alguien que no sea tu pareja. Con un amor de la juventud, con un amigo, con un anónimo. Pensar en una relación de novio no convierte que necesariamente les dejen de llamar la atención el otras personas o que no seamos capaces de  pensar en    situaciones anteriores  cargadas de amor.

Comprar juguetes eroticos

3. Hacer el amor con otra mujer. En la fémina no se tiene tan comunmente  los trastornos eróticas con aquel género de vivencias    como en el hombre  y por lo habitual no se imagina con alguien conocidos sino con alguien que sabe satisfacer lo que se quiere.

4. Manejar o hacerse la dominada. Como que nos azoten, Sexo desbordado o forzado, etc. no violento. Consiguen ser ficciones el cual la fémina únicamente comenta a su esposo siempre que la seguridad o la complicidad de relación resulta muy elevada, suele ser una manera de querer  desenfrenarse, pero a la inversa además podría ser asiduo manejar alguien que les maneja o el cual dispone de más poder o potencia.

5. Recibir placer oral. Va a ser la fantasía por excelencia que provoca muchos orgasmos, en el que el patrón de hombre que nos gusta se vuelve loco por darte placer con el conseguir gozo con la lengua casi como un siervo  y que  goza igual como tú.

6. Pasión maternal. A ellas les permite vivir la fiabilidad de que su amado no se transformará en vapor en un instante, su pasión por ésta es perenne y intercalar su código genético con el tuyo, va a ser el objetivo de esta lujuria eterna.

La objetividad nos muestra que esta fantasía tenemos que controlarla, es costosa

7. Hacer el amor en grupo. Los sueños como  hacer tríos, observar a otros, etcétera les permite entender que deseamos perder los prejuicios de la lujuria y la manera de confirmarlo es en compañia.

8. Lujuria tipo novela de amor. Ser tan  atractiva que el hombre demandado   no quiere aguantar su lujuria  y permita vivir como una Venus y que en su vida sea inconcebible otra fémina. Un romance tipo “lo que el viento se llevo”.

9. Hacer tareas de  stripper o escort. Consiste en una fantasía en la cual un hombre les paga por saciar los caprichos eróticos y vestidas de enfermeras nos hace vivir irresistibles, controlando  el arte del deseo volviendo atolondrado a un chico en la cama sin recato y sin que influya el tipo de relaciones eróticos.

10. Erotismo casual o ” aquí te pillo aquí te mato”. Aparece el clásico frenesí porque si, lo queremos y ya está sin escrúpulos, un anónimo para un instante de gran gozo indistintamente del sitio en el que estemos. Estas situaciones suelen acabar en gatillazo casi siempre.

Imaginaciones ardientes del señor

1. Ficciones con su señora. Aceptan disfrutar de sus imaginaciones con la señora que se selecciona como acompañante, puede ser imaginarla igual que un personaje erótico, hacer el amor en el teatro, en el trabajo, en el montacargas, en un baño publico, y algunos otros ejemplos…

2. Frenesí con una desconocida. Ha sido una medida de percibir de nuevo la pasión, el deseo desenfrenado, sería con una íntima, una reconocida, una relación del pasado o una imagen publicitaria.

3. El cual sus acompañantes se masturben delante de ellos. El percibir a la mujer necesitada de deseo tocándoselos genitales, le permite sentirse ansiado con la misma fuerza  que él, puede ser una ilusión en la cual el espejo de sus deseos produce una percepción de poner en común simple  gozo y agradarla puede ser el mayor de éstos.

4. Deseo con la boca. El frenesí oral puede ser una forma de hacer sexo que nunca hace bastante tiempo solo lo practicaban las escorts  y los ennoviados eludían este tipo de prácticas, por lo que la fantasía  es vivir que lo permite por que goza igual que tú y goza tanto ó más que cuando él se lo hace.

5. Hacerlo por detrás. A los señores les interesa practicar el hacer el amor por detrás puede ser una forma de percibir el dominio absoluto de su novia y por el apogeo de aquella costumbre el gozo para los hombres casi siempre es inigualable.

El ano casi siempre es una zona erógena, bastante más para los hombres que para las mujeres, de hecho se rumorea que el punto Erógeno de los chicos se encuentra en aquella zona, esta clase de vivencias no se asocia nada de tendencia sexual en claro, el acariciar esa parte cariñosamente con el dedo genera un placer grandioso, para los que quieren experimentar sensaciones máximas, experimentadla, no la olvidaréis.

6. Dominación. Las ganas de manejar a su esposa tiene como fin  hacerla gozar para llevarla a un gozo que la enloquezca, siempre que el sueño es que seas poseída ( que te aten las muñecas ) ser utilizado sexualmente provoca un agrado al que no te podrás frenar dejándote llevar por  su voluntad la cual quiere empujarte al orgasmo más impensable de tu realidad.

Juguetes eroticos baratos

7. Frenesí con dos o más señoras. Notarse suficientemente  robusto  para saciarlas a todas con variados orgasmos, ser codiciados igual que un dios del Olimpo provoca un ensalzamiento de la lascivia absolutamente maravillosa.

8. Percibir a su señora con otra persona u otro chico o el único con algún sujeto. Observar a su señora ser tocada y teniendo vínculos con una señora genera  una percepción de agitación porque al fin ellos las domina a esas dos. No obstante el mirarla con otro hombre le consigue percibir ganas de conseguirla darle el el frenesí que ella demanda.

En el caso que la fantasía aparece en la intimidad con otro señor no conlleva ser homosexual  sino la indagación de  acariciar un cuerpo que conoce perfectamente y con el que te da sensaciones semejantes.

“intentar a menudo enriquece”

9. Voyeur y exhibicionismo, orgias. El lado opuesto de la sexualidad de formato discreto y privado, es mostrarse, percibir como otro no cumple las normas de la buena moral provoca un éxtasis total, es desear desatarnos del sentido desgraciado del pudor, ver como alguno (voyerismo)  u   otros   practican deseo alerta esta sensación de éxtasis natural y sin topes.

10. Transformarse en una escort. Han sido una fantasía en la que aquel lugar femenino que cada uno de los señores albergan, desea intentar el desdoblamiento de los sentidos, notarse  completamente diferente y disfrutarlo con frescura y sin pudor para aquello la lencería, disfraces, plataformas, tangas etc. les permite sentir ser la chica que quieren experimentar, aquella imaginación no conlleva algún estilo de feminización del hombre es un experimento más psíquico que corporal.

Comparte este post....Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin