Cocinar ligero con calidad

Al cocinar, la olla a presión necesita una interpretación diferente. Antiguamente se pensaba que el cocinar en este envase hacía que los alimentos perdieran gusto, eso no es verdad, es un prejuicio ó quimera urbana que se tenía en el tiempo anterior, ya que todos conocemos que cuanto más reducido es el espacio de ebullición menos se alteran los alimentos y su mérito alimenticio y las vitaminas que tienen. Otra mito urbana que había con las ollas es que eran temerarias y podrían provocar explosiones, con las consiguientes magulladuras al que cocina , esto ha sucedido, pero puede ser por el acontecer de mal utilizar dicho envase destapándolo antes de tiempo por ejemplo, lo que sí es cierto puede ser que ese invento ahorró tiempo a muchas amas de casa de la época, ya que reducía considerablemente el tiempo de ebullición de los cocinados cociendo el arroz en 5 minutos ó el pavo en treinta minutos, cuando con los antiguos envases de barro se hacían las mismas tareas en bastante más minutos. La realización de el recipiente a presión era bastante simple estaba elaborada por un envase y por una tapadera de círculo de goma, con una manecilla para cerrarla, en forma de rosca, que aseguraba una perfecta retención del vapor que se desarrollaba en el interior de la olla, ello conseguía un incremento de los grados y la más veloz cocción igual que hemos dicho anteriormente. En el momento que la obstrucción practicada por el fluido alcanzaba una temperatura bastante alta, se emanaba automatizadamente, por la vía de de una válvula de seguridad y emitía un silbido, cuando se presentaba el momento rebajamos la temperatura hasta que saliese todo el vapor y paraba de pitar.

Mochilas portabebes

Al obtener una olla en el establecimiento ó gran almacén, nos acompaña en la envoltura ó envase un díptico ilustrativo con todas las instrucciones a elaborar, funciones y precauciones a tener en cuenta, en este sentido nos disponemos a resumir algunas de las características universales para la usabilidad de este recipiente:

-No destaparemos nunca la olla salvo que poseamos la confianza de que la presión ha disminuido.

-No llenaremos mucho el recipiente de alimentos, si no deseamos que la espita de seguridad se tapone.

-No herviremos los productos embalados en telas ó papel ya que puede malograr la partida del vapor por la vía de la contada espita de seguridad.

-El tiempo de hervor se calcula desde del punto donde la olla llega el punto de máxima presión.

-Si deseamos tostar las comidas dejaremos la olla al descubierto y la abrocharemos al iniciarse la hervor.

-Antes de usar la olla hay que distinguir que la espita permanece totalmente sin suciedad y no se puede obstruir.

-Reducir al mínimo el calor de los fogones en el momento que la olla consigue el punto máximo de fuerza.

-El recipiente ha de limpiarse con H2 O a mucha temperatura y producto de limpieza y la base ó fondo ha de frotarse con estropajo suaves para no rallar.

-Si comentamos de capacidades las ollas están entre cuatro litros y 8 litros de tamaño, hasta el cálculo de qué olla obtener tenemos que observar el número de miembros de la casa y si por ejemplo tenemos una familia de 6 miembros usaremos una recipiente de 7 u 8 l., la proporción es de algo más de un litro por persona.

-Si el recipiente no la vamos a usar en un tiempo relativamente largo, necesitamos que elaborar igual que con el frigorífico, dejarlo sin tapa para evitar los malos aromas.

-Por norma general la olla a obstrucción se puede utilizar con cualquier tipo de fogón ya sea vitrocerámica ó  inducción.

Mudanzas madrid precio

Comparte este post....Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Cocina tradicional

La cocina es la habitación de la casa moderna que debe dar el máximo de comodidad, acomodándose a la vida actual, sobre todo debe de estar dispuesta para que se adapte a las tareas de las que utilicen dicho habitáculo, sea hombre ó mujer, antiguamente dichas labores solo las ejercían las llamadas amas de casa, que encima compartían el trabajo del hogar con el trabajo fuera de casa.

Ya hemos abandonado la manera de cocinar de nuestras abuelas que se pasaban horas y horas delante de los fogones para preparar a las familias, más numerosas que ahora, las comidas de los domingos. Aquellas cocinas tenían unos muebles grandes y aparatosos, en las cocinas actuales no habría espacio para poner dichos muebles, hoy en día las cocinas poseen un diseño y mobiliario más adaptado a las exigencias actuales y a la velocidad de la vida de hoy, donde todos vamos muy deprisa. Destaca la cantidad de electrodomésticos y utensilios que mejoran y aceleran las operaciones culinarias, haciendo más fácil y agradable la vida de la persona que realiza las labores domésticas en la cocina de su hogar.

Vamos a intentar diseñar cocinas a medida, aconsejándoles de cómo se tiene que distribuir dicha parte del hogar tan importante, donde preparamos los platos que nos comemos y como dicen “somos lo que comemos”, la nutrición es vital para la mejora de la salud y el alargamiento de la vida.

Cetona de frambuesa

El punto de inicio para formar una cocina es el mobiliario ó muebles a instalar en el espacio que tenemos, los apartamentos  de hoy en día, al tener las dimensiones muy reducidas hacen que sea prioritario que los muebles que instalemos sean lineales y de dimensiones reducidos, las cocinas americanas son las más racionales, porque consienten la utilización de cada rincón disponible y también van aumentando el número de elementos progresivamente. 

La disposición de estas cocinas depende de las medidas de la habitación de la vivienda donde va encuadrada la cocina, lo importante es que haya dos líneas de muebles, una elevada del suelo y otra en el suelo. El mobiliario colgado suele ser de mayor número que los que están en el suelo ,puesto que ocupan un espacio que en la zona inferior está reservado para los grandes electrodomésticos como el lavavajilla, fregadero ó frigorífico , incluso la mesa si tiene una parte apoyada a la pared de la cocina.

Si hay que decantarse por uno entre los distintos materiales, a utilizar en la construcción del mobiliario de una cocina, el plástico es el más  aconsejable por varios motivos, entre ellos por la larga duración, porque también es fácil de limpiar y trata mejor las manchas corrosivas como las del limón por ejemplo. También el color del mobiliario es una variable importante en las cocinas de hoy en día, ya que el blanco que es un color frío ha sido sustituido por colores más llamativos como el rojo, el amarillo ó el verde, con esto no queremos decir que el color blanco no se utilice, sino que se mezcla con otros colores más cálidos y vivos.

También tenemos muebles metálicos en colores y esmaltados que son bien diseñados y son muy bonitos; pero el puesto principal o el material más emblemático en la cocina es la madera, que no se utilizaba algunos años pero ha vuelto con fuerza, con los últimos adelantos de tratamiento en las maderas, estas se han hecho más impermeables, para no dejar señales cuando se manchan, como ocurría hace muchos años. 

Herbolario    


Comparte este post....Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn